La hospitalidad es vida compartida

hospitalidad

Cuando hablamos de hospitalidad, proponemos un acercamiento a las personas migradas y refugiadas, siempre desde una visión de igualdad y reciprocidad.

La hospitalidad tiene una dimensión pública, nuestra aspiración es que este valor se refleje en la legislación que afecta a las personas migrantes. Buscando así la integración de la sociedad en su conjunto, promoviendo el mayor ejercicio posible de la ciudadanía, fomentando el encuentro intercultural e interreligioso. Vemos en esta diversidad una oportunidad para crecer juntos.

Desde la Asociación Claver trabajamos en coordinación con el Apostolado social y la Plataforma Apostólica de Andalucía Occidental de la Compañía de Jesús. Así mismo, realizamos acciones de sensibilización mediante charlas y conferencias, apoyamos campañas de denuncia e incidencia en conjunto con otras organizaciones.

Promovemos Comunidades de Hospitalidad, que pretenden desde modelos diversos, compartir la vida desde una proximidad a lo más vulnerables y excluidos con un estilo de vida acogedor e inclusivo, en el que se posibilita el encuentro con el otro desde la escucha y el aprendizaje compartido. Las comunidades favorecen la reconciliación, la sanación, integración y discernimiento.

Promovemos la Campaña de Hospitalidad Hospitalidad.es junto con el Sector Social de la Compañía de Jesús en España.

hospitalidad-2

Comunidad de Hospitalidad Mambré

En Sevilla se ha puesto en marcha el Proyecto Comunidad de hospitalidad Mambré que tiene como objetivo la acogida y acompañamiento de personas inmigrantes y refugiadas en un espacio con las dimensiones y características de una comunidad familiar. Esta comunidad de Hospitalidad la promueve la CVX en Sevilla y cuenta con el apoyo de dos entidades: Cáritas Diocesana de Sevilla a través del Proyecto Nazareth y la Asociación Claver, como entidad que forma parte de la red SJM España de la Compañía de Jesús. Esta iniciativa se enmarca dentro de la Campaña de Hospitalidad promovida por la Compañía de Jesús en España.

casa-mambre

El proyecto pretende además de acoger a personas migrantes y refugiadas, sensibilizar sobre la realidad de las migraciones en nuestro mundo y transmitir una cultura de solidaridad y hospitalidad frente al rechazo, la hostilidad y la comodidad, así como una dimensión social y política, desde la incidencia. La Comunidad de Hospitalidad Mambré tiene dos modalidades de acogida:

Red Mambré de familias acogedoras: Familias que abren sus casas para acoger temporalmente a personas inmigrantes y refugiadas en clave de hospitalidad.

Casa Mambré: Casa de acogida en la que personas de CVX conviven con personas inmigrantes y refugiadas y otras, que aunque no vivan en la casa, acompañan personas y procesos con una dimensión de Comunidad de Hospitalidad. El espacio está cedido por la Compañía de Jesús.

casa-mambre
casa-mambre

El proyecto está inspirado por el deseo de ser:

– Espacio de acogida desde una clave de horizontalidad y diálogo, donde todos y todas se sienten acogidos por los demás, desde el respeto a la diversidad y el agradecimiento por los dones y carismas personales que podemos compartir.

– Espacio de encuentro que ayude a ir derribando las fronteras físicas y espirituales que todos tenemos, a ir superando miedos, prejuicios y discursos interesados en que el mundo siga siendo injusto y desigual. Siempre que miramos con los ojos del corazón somos capaces de enriquecernos y crecer por encima de lo distintos que somos.

– Espacio de comunidad abierta y celebrativa, en el que se intenta salir del individualismo y se aprende a dar y recibir, hacia dentro y hacia afuera. Un espacio para la reconciliación, la sanación, la integración, el discernimiento y la celebración. Una comunidad de puertas abiertas para aquellos que quieran conocernos y compartir unos días, un rato, sus capacidades o habilidades…

Para ello se articulan diferentes momentos y espacios.

– Espacio de contraste ofreciendo frente a un entorno que homogeneíza, que descarta y excluye a las personas, un espacio en el que intentemos que las relaciones se basen en la confianza y la colaboración, en la solidaridad y en el acompañamiento mutuo, en una forma responsable y sostenible de usar los bienes, intentando dar testimonio de que otro mundo es posible.

– Espacio de esperanza donde se vive con la alegría de experimentar cotidianamente signos de resurrección y la fuerza del Espíritu que consuela, alienta y vivifica.

Espacios Berakah

Nuestra Asociación también establece convenios de colaboración con otras iniciativas de hospitalidad, entre ellas Espacios Berakah. La acción de Espacios Berakah consiste básicamente en la adecuación de espacios para propiciar en ellos la convivencia entre personas autóctonas y personas migrantes en un régimen de hospitalidad, diálogo y encuentro desde lo profundo.

Espacios-Berakah
espacios-berakah2

Una vez conseguido el espacio físico, el objetivo será transformarlo en lo que se denomina un “Espacio Berakah”, un ámbito comunitario de hospitalidad, en el que por mediación del diálogo y en un ambiente de reciprocidad, tanto las personas acogidas –huéspedes– como las acogedoras –anfitrionas– puedan desarrollar diferentes dimensiones humanas y conectar entre ellas desde lo más profundo que a todos nos une.

Estos espacios podrán involucrar, además de a las personas que en ellos habiten, a todas las que participen en sus actividades de forma puntual. También, cuando el espacio lo permita, se establecerá la posibilidad de un régimen de hospedería, abriéndose así la oportunidad de acoger a huéspedes que quieran participar de la experiencia de la hospitalidad que en ellos se ofrece.

El redescubrimiento de la cultura de la hospitalidad, el encuentro recíproco desde lo más profundo del ser humano y la lucha por la justicia son las bases estratégicas para la realización del proyecto. Sin perder esto de vista, y fruto de un análisis constante de su entorno, Espacios Berakah se enmarca en una línea de actuación de interdependencia con otras instituciones, asociaciones, iniciativas particulares, etc. Será la adecuada gestión de este trabajo en red lo que nos permita ir implementando el proyecto y, en definitiva, hacerlo realidad.

Los tres ejes esenciales del proyecto, por tanto, son: la hospitalidad, la espiritualidad y la búsqueda de la justicia.